Oración a la Virgen de los Dolores

Oración Final.jpgEn ti, oh Virgen Dolorosa, encuentro la síntesis de todos los episodios por mí meditados. ¡Qué gracias místicas no os deben haber sido concedidas en medio de aquellas angustias! Gracias de sentir en sí misma los propios dolores del Redentor. No es sin razón que, debajo de cierto ángulo, podéis ser llamada de Co-Redentora.

Es a ti que “recurro y de ti me valgo, gimiendo bajo el peso de mis pecados”, en la firme convicción de que “nunca se oyó decir que alguno de aquellos que hayan recurrido a vuestra protección, implorado vuestra asistencia y reclamado vuestro auxilio, fuese por ti desamparado”.

Madre Dolorosa, es a ti que recurro, imploro y reclamo por el perdón de mis pecados, por mi salvación eterna y por la total santificación de mi alma.

Y mucho os pido también por la sociedad en general, y por la propia Santa Iglesia Católica Apostólica y Romana, para que lleguen a la plenitud de su esplendor y gracia, y pueda así ser realizada la proclamación universal del triunfo de vuestro Inmaculado Corazón:

“¡Por fin Mi Inmaculado Corazón triunfará!” Amén.

Mons. João S. Clá Dias, EP

Leave a Reply